¡Hasta la vista Ueli!

El pasado fin de semana nos fuimos al valle de Benasque.

Que difícil resulta escribir después de lo ocurrido estos días... Después de todo lo ocurrido, los recuerdos vienen y van...




El fin de semana pasado moría escalando el espolón del Jisu en Picos de Europa Fernando Casquero, junto con sus dos jóvenes compañeros de cordada. Sin duda una gran tragedia. A Fernando lo conocimos en la Travesera unos años atrás. Compartimos juntos en el coche la ruta que va de Arenas de Cabrales al Repelao, donde comienza la prueba... Son momentos de tensión e incertidumbre antes de una carrera de gran dureza como es la travesera y en los que no se habla mucho, pero en los que se comparten sensaciones y sentimientos que unen mucho. Me viene al recuerdo su mujer temerosa antes de la carrera... la carrera es larga y dura y transcurre por terreno de alta montaña y su mujer estaba algo preocupada.

No hablamos demasiado, pero se veía claramente a una persona noble, con una mirada limpia y sincera. Fernando llegó a la meta bastante antes que nosotros, era muy fuerte y marchó para Palencia tras llegar a meta. Después intercambiamos varios mensajes en los que nos daba las gracias por todo y nos decía que había sido un placer haber compartido ese momento. Fernando tenía un historial alpinistico impresionante, con grandes y duras escaladas realizadas y tenía un sueño, ascender a una montaña de 8000 metros.

La vida no debería terminar antes de que los sueños se cumplan, pero por desgracia a veces es así. ¡¡Para nosotros también fue un placer haberte conocido Fernando!!




Y este fin de semana se ha ido Ueli.

No pudimos conocerlo todo lo que nos habría gustado, pero tuvimos la suerte de poder compartir con él y con su mujer Nicole la expedición al Shisha Pangma en el año 2014. Fueron 20 días más que suficientes para comprobar su calidad humana.

Ese año la montaña estaba en muy malas condiciones y con mucha nieve acumulada y una avalancha acabó con la vida de Sebastian y Andrea, por los que Ueli, nada pudo hacer. En esa ocasión Ueli salvó la vida, pero fue arrastrado por la avalancha y podría haber sido él... Recuerdo que Ueli bajo de la montaña destrozado y con lágrimas en sus ojos por no haber podido hacer nada por ellos. El sábado pasado no pudo ser y una caída le costó a él la vida en el Nupse.

Durante la expedición que compartimos en el Shisha tuvo detalles con nosotros que no es fácil ver por esos lugares y que nunca olvidaremos. Ueli siempre nos trató con la mayor amabilidad posible, a pesar de que lo único que nos unía era nuestro amor por las montañas y haber conocido a Iñaki. Recuerdo estar montando la tienda de campaña en el campo 2, a 7000 metros de altura en medio de una ventisca con mucho frío y ver salir a Ueli de la suya para ayudarnos a montar la nuestra... son detalles difíciles de olvidar, o como me ofrecía sus caramelos de hierbas suizas cuando me oía toser.

Ueli partió hacia la cima del Shisha a pesar de la cantidad de nieve acumulada en la montaña en compañía de los integrantes de la expedición Dynafit. Nosotros ya estábamos aclimatados y dudábamos si ascender con ellos o no, pero él era consciente del riesgo que existía y nos recomendó esperar. Al día siguiente se veían envueltos en una avalancha cerca de la cima Oeste y a la vista está, que el consejo que nos dio fue bueno.


Pero la muestra más evidente de su gran humanidad se produjo en el año 2008, cuando Ueli escaló en solitario los 3400 metros de la cara sur del Annapurna, para intentar ayudar a Iñaki y acompañarle en sus últimos suspiros. Una pequeña muestra de lo grande que era en todos los aspectos, sin duda a la altura de los retos que se planteaba. Durante ese rescate Ueli nuca buscó un reconocimiento por parte de nadie, simplemente hizo lo que consideró que era su deber y así nos lo explicó cuando le dije que era mi amigo. Ueli me mostró su dolor por aquella situación y me dijo que había querido pasar página de todo ello. El gobierno de Navarra le concedió la medalla al mérito deportivo, pero él no la recogió porque nunca consideró que mereciese ningún reconocimiento por hacer lo que debía.

Más allá del gran alpinista que se va, está la gran persona que fue... 

Nos enteramos de la noticia el domingo por la mañana y fue una de esas noticias que tienes que leer varias veces para creerla. Ese día no paró de llover en Benasque, igual es que el cielo no podía parar de llorar.

¡¡Gracias Ueli!! ¡¡Gracias por todo y mucha fuerza Nicole!!






Ueli y Nicole camino del campo II del Shisha Pangma


Ueli en el Shisha 2014




El domingo subimos al Perdiguero por el valle de Literola y allá desde las alturas los tuvimos muy presentes.

Disfrutamos como nunca de esas sensaciones que solo vivimos en las montañas y que nos hacen sentirnos vivos. De ese tesoro tan valioso para nosotros y que compartimos con Fernando y Ueli,










¡Hasta la vista Fernando! ¡Hasta la vista Ueli!










Colladareta-Collarada



Después de nuestra última ascensión a Peña Nevera y Colladareta, vuelvo a esta zona esta vez con Eneko para cerrar una circular que se me ocurrió el otro día.

Ascendemos a Colladareta desde Villanua por el barranco de la Espata y la fuente del Paco, pero en lugar de volver por el mismo camino, bajamos al Ibón de ip y ascendemos Collarada por el corredor de los militares.

La nieve es vieja y está muy estable y únicamente nos hundimos ligeramente en la parte media del corredor. La nieve está en muy buenas condiciones y no necesitamos sacar ni el piolet. El corredor se empina en la parte superior pero no tiene pasos complicados.

La ruta es larga y dura, pero sale un día redondo y terminamos la circular realmente satisfechos y con una sonrisa de oreja a oreja, para variar...




 Collado entre Peña Nevera y Colladareta


 En la cima de Colladareta


 Entrando en el ancho corredor de los militares


 Último tramo del corredor de los Militares


 Salida en el corredor de los Militares


Flanqueo por la vertiente sur tras superar el corredor de los militares, a 250 metros de la cima de Collarada 



Powered by Wikiloc








Peña Nevera y Colladareta

Junto a la cumbre de la Peña Collarada, que domina por su formas y altura la zona en el entorno de Villanua, se levantan otras cimas con menos altura y menos transitadas, pero muy atractivas y en las que aprovechamos para disfrutar de este año de nieves.

Las grandes laderas sur de esta zona, reciben mucho sol y la nieve está deliciosa para esquiar, así que aprovechamos un maravilloso día de finales de febrero, casi primaveral, para volver a este bonito rincón.

Así que salimos del mismo pueblo de Villanua para ascender por el camino de la fuente del Paco hasta el refugio del Cubilar de los Bueyes. El camino transcurre por un frondoso bosque de pinos y algunas hayas y su recorrido resulta muy agradable, pudiendo repostar agua tanto en la fuente del Paco como en el abrevadero que hay junto al refugio del Cubilar de los Bueyes.

A partir de ahí un precioso valle que en principio está escondido nos va llevando por suaves palas al valle final, bajo el collado entre Nevera y Colladareta, de allí no queda más que ganar la fuerte pendiente final para llegar a sus dos cumbres.

Y a disfrutar toca de una merecida esquiada de 5 estrellas...


 Lecherines en el ascenso hacia la fuente del Paco


 El hayedo aun invernal se va desperezando con los rayos de sol


 Collarada y canal de acceso hacia el collado de Ip


 Valle buscando el collado entre Colladareta (a la Izda) y Peña Nevera (Drcha)


 Llegando a la cumbre de Peña Nevera


 Original, punta Escarra desde la cumbre de Peña Nevera

 El Grand Vignemale con su gran corredor de Cervillona

 Espectaculares vistas de sector Monte Perdido

 Vistas de todo el valle de Tena desde la cumbre de Peña Nevera

Travesía de Peña Nevera, al fondo, a Colladareta



Powered by Wikiloc





Por el Lac de Lhurs

El entorno del lac de Lhurs es de los lugares más salvajes e impresionantes de todo el circo de Lescun y su acceso coincide con la ruta de ascenso a la Mesa de los Tres Reyes desde Lescun.

Nuestra intención era hacer una circular que ya realicé 1 año antes, ascendiendo por el Lac de Lhurs y descendiendo por el valle de Anaye, pero esta vez ascendiendo al Pene Blanque. 

Pero el recorrido es largo y el calor aprieta con ganas, dejando la nieve en muy mal estado, por lo que al final optamos por ascender al collado entre el Pic de Billare y el Pene Blanque, renunciando a hacer ninguna cima.

Nos quedamos sin cima pero el recorrido es realmente delicioso...


 Amanece desde el parking de Anapia donde se inicia la ruta

 Nos dirigimos a enfilar por pista y después por sendero el valle de Landrosque

 El paisaje en este punto es impresionante, con las montañas de Lescun dominando el horizonte



 El Dec de Lhurs

 Aquí el paisaje recuerda al de Picos de Europa y viceversa




Coladas con el Pic de Sesques en la lejanía




 La impresionante proa rocosa de la Table y la Mesa de los Tres Reyes


Coladas de avalancha antigua hacia el coll del Billare


 Escarra e Ip en la lejanía


 Descendiendo junto al Lac de Lhurs


El impresionante valle de Landrosque, se despide con el Dec de Lhurs dominando el paisaje





Por el bajo valle de Aspe

Aprovechamos el fin de semana para escaparnos al valle de Aspe, en la vertiente francesa del puerto de Somport. 

Entre el puerto de Somport y la localidad de Olorón, aparecen multitud de valles solitarios y de los que todavía nos queda algunos por visitar.

En primer lugar nos iremos al valle de Belonce, que está separado por el de Lescun por una espina montañosa en la que destaca el Pic de Labigouer, de 2175 mts. Para acceder a este lugar hay que subir al pueblecito de Borce y de ahí seguir la pista que asciende hasta donde la nieve o los desprendimientos de rocas nos permitan.

El Pirineo está muy cargadito de nieve y este tipo de montañas son bastante recomendables en estos momentos en los que el riesgo de avalancha es muy alto.

Y el lugar desde luego no decepciona... Porque la tranquilidad que se respira en esos lugares es simplemente espectacular.


 Iniciando la ruta por la pista del valle de Belonce


 Dejando atrás el bello bosque de Belonce


 Lecherines, Aspe y Llana de la Garganta


 Lurien, Pallas y Balaitous, 3 gigantes


Recorriendo el lomo hacia la cima del Labigouer, asomando iluminado por el sol el Lurien y Balaitous a su derecha


Ya en la cima el panorama es espectacular, con todo el pirineo navarro a nuestra vista.


 La Mesa de los tres Reyes, máxima altura navarra y la Table 



Pirineo Navarro-Aragones


Y para completar el fin de semana nos desplazamos al pintoresco pueblo de Aydius, desde donde intentaremos ascender al Montagnon D´Iseye. 

Se trata de una montaña muy extensa tapizada de bosques de hayas y abetos y que ya ascendimos desde el pueblo de Goust en el valle de Ossau un par de años atrás, pero nos gustó tanto que ahora vamos a intentar hacerlo desde esta otra vertiente.

Dejamos el coche en la pista de les salards y ascendemos por el valle que lleva hacia el collado de la Taillandère, pero la ventisca arrecia en la parte alta hasta tirarnos al suelo y con la cima del Pic de Lasnères nos damos por satisfechos.






Saliendo del bosque con las escarpaduras del Montagnon d´Isere

 El viento va en aumento y arrastra oleadas de nieve

 Dejando atrás el bosque y su protección

 La ventisca casi no deja pasar el sol en algunos momentos

 Dejamos el valle que asciende al Coll de la Taillandère y cogemos los lomos que nos llevarán al pic de Lasnères

La escarpada cima del Pic de Bergón aparece en la lejanía, como un fantasma entre la niebla

Vamos ganando altura y el fuerte viento se convierte en una incómoda ventisca

 Conforme nos acercamos a la cima la ventisca se convierte en vendaval...

 Ventisca

La ventisca convierte el paisaje en una imagen en blanco y negro


El video siempre permite hacerse una mejor idea... Pero llegar a la cima se convierte en un infierno


Montagnon D´Iseye desde el Pic de Lasnères. Su cima la dejaremos para otro día...


En el descenso esquiando rompo alguna placa de viento, pero la pendiente es poco inclinada y la cosa queda ahí... De todas formas el Pirineo está muy cargado de nieve y con este viento el riesgo de avalanchas se incrementa, así que ¡¡con cuidadín!!.