Monte Perdido - Cara norte clásica

Nos vamos al valle de Pineta en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, para intentar llevar a cabo la ascensión de la cara norte del Monte Perdido. Es un proyecto que ronda nuestra cabeza desde muchos años atrás y por fin ha llegado el día.

Y aprovechamos el final de la temporada para ascender ya con las últimas nieves. El día 14 de mayo nos levantamos muy temprano, a las 3 a.m. y después de desayunar salimos hacia el balcón de Pineta.

Hacemos la subida de noche hasta poco antes del embudo, donde disfrutamos del amanecer y recibimos los primeros rayos de luz en el mismo Balcón de Pineta, 3 horas después de salir del parking.

Las condiciones en el corredor inferior son buenas, la nieve aun está durilla y el corredor es bastante sencillo y ascendemos con rapidez al glaciar intermedio. Superamos las pendientes intermedias que se van empinando conforme nos acercamos a la parte superior y la nieve se va reblandeciendo por el calor y el sol y el corredor de salida lo encontramos con muy poca nieve, lo que obliga a trepar por las rocas en un largo de unos 30 metros en roca caliza un tanto descompuesta que nos deja en las últimas palas de nieve.

La ascensión se puede realizar sin aseguramiento, pero nosotros sacamos la cuerda en el último tramo para asegurar el largo de roca, un tanto descompuesta y vimos algún pitón en el paso más delicado.

La verdad es que el verano va ganando terreno y las flores se van apoderando del paisaje de Ordesa, que en Pineta se viste de espectaculares cascadas de agua que se precipitan del abismo... Todo un espectáculo.




















2 comentarios:

  1. Qué buena actividad!! Precioso Pirineo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Pau... la verdad es que estaba precioso!! Y lo disfrutamos a tope!!

      Eliminar